Contenido principal del artículo

La historia, al igual que la novela del mismo tenor, al constituirse como poéticas
de la temporalidad, requieren clausurar ontológicamente los hechos narrados
para así dar lugar a los desenvolvimientos respectivos de sus tramas. Este
quehacer se ha querido diferenciar entre sí por medio del reconocimiento, para
la historia, de la indagación de lo sucedido verdaderamente en el pasado
mientras que, para la novela, se ha insistido en su carácter ficcional. Esta
diferenciación no excluye el que tanto una como la otra poética del tiempo
recurran a configuraciones ontológicas situadas más allá de la dicotomía verdad/ficción. La duración adquiere así un carácter mistificador de la clausura
de la temporalidad. El presente de existencia de los respectivos narradores se
constituye en la matriz configurante de aquello que es narrado por medio de la
mimesis de mundo y la transferencia al pasado de lo todavía no concluido; es
mito y metapoyesis de un ayer.

Guido Barona Becerra

Historiador; profesor Titular del departamento de Historia de la Universidad del Cauca; integrante de los grupos de investigación, “Antropología Jurídica, Historia y Etnología”, Universidad del Cauca, “Estudios Regionales y Territoriales”, Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, reconocidos por Colciencias en las categorías A y B, respectivamente.
Barona Becerra, G. (2014). LOS AMOBLAMIENTOS DE LA HISTORIA. Historia Y Espacio, 3(29), 153–174. https://doi.org/10.25100/hye.v3i29.1667

Artículos similares

También puede {advancedSearchLink} para este artículo.