Contenido principal del artículo

En la Argentina, Benito Quinquela Martín (1890-1977) desarrolló una importante producción de obra mural. En 1936, comienza a pintar paneles para decorar escuelas, clubes de fútbol y hospitales, entre otros lugares. Utilizando planchas de celotex pintó el puerto, los trabajos de los estibadores y las barcas en el Riachuelo de La Boca. Estos primeros pasos, se enmarcan en el surgimiento de un muralismo de nuevas características que conjugó arte y política. El objetivo de este trabajo es analizar la propuesta mural del artista enmarcándola en el contexto de la formación de otros grupos contemporáneos de muralistas y hacer foco en la enorme variedad de los comitentes a los cuales respondió.

Cecilia Belej

Magíster en Historia del Arte Argentino y Latinoamericano (UNSAM) y Doctora en Historia (UBA). Se especializa en el estudio de los usos políticos del muralismo en las décadas de 1930 y 1940 en la Argentina, afiliada institucionalmente a la Universidad de Buenos Aires, Argentina.
Belej, C. (2014). BENITO QUINQUELA MARTÍN Y EL MURALISMO ARGENTINO. IMÁGENES DEL RIACHUELO Y SUS TRABAJADORES PORTUARIOS. Historia Y Espacio, 10(42), 11–31. https://doi.org/10.25100/hye.v10i42.1217